Páginas vistas en total

jueves, 10 de noviembre de 2011

Funciones Vitales Aparatos Y Sistema

FUNCIONES VITALES DE LOS SERES VIVOS

Las funciones vitales de los seres vivos son todas las funciones determinadas a mantener la vida.
Las tres funciones vitales más importantes son:

1.Reproducción
2.Nutrición
3.Relación

1. Reproducción
Es la capacidad vital de generar un organismo semejante a sí mismo y así, lograr que su especie sobreviva a lo largo del tiempo. Dentro de los modos de reproducirse hay reproducción sexual y reproducción asexual.
Reproducción Sexual: intervienen dos individuos, los sexos masculino y femenino. En este tipo de reproducción intervienen las llamadas células sexuales o “gametas” y darse la fecundación.
La fecundación es la unión de las células sexuales o gametas (óvulos y espermatozoides) y ocurre solamente en la reproducción sexual. La fecundación puede ser:
Externa: las gametas en este tipo de fecundación se unen en el agua. Los huevos recién formados quedan en el agua.
Interna: los espermatozoides tienen que ingresar al cuerpo de la hembra para que se unan las gametas.
Los animales según como se reproduzcan tienen diferentes formas de tener sus crías. Hay animales que se los puede llamar ovíparos, que son aquellos en los que el desarrollo de las crías termina afuera del cuerpo de la madre. Mientras que por otro lado, hay animales vivíparos en los que el desarrollo de las crías se da por completo en el interior de la madre.
Reproducción Asexual: en la reproducción asexual no intervienen los sexos femenino ni masculino, sino que se reproducen los seres vivos a partir de sí mismos. Las distintas maneras de reproducirse son:
Bipartición: Una célula se divide en dos y da dos células hijas.
Fragmentación: Es la división en dos de un solo organismo para generar dos nuevos seres vivos.
Brotación o gemación: Los nuevos organismos se van a formar a partir de “yemas” del cuerpo del progenitor o padre.
2. Nutrición
Esta función vital comprende todas las actividades por las cuales los seres vivos van a obtener la materia y la energía para vivir. Dentro de la nutrición como función vital, se encuentran estos componentes:
La alimentación: Este proceso en los vegetales ocurre con la elaboración propia de nutrientes (fotosíntesis). En los animales ocurre la incorporación de alimentos por diversos medios dependiendo del ambiente y el lugar en donde vivan. En estos dos grupos de seres vivos vamos a encontrar los autótrofos (los vegetales) y los heterótrofos (los animales).
La respiración: Es el proceso que realizan los seres vivos para obtener oxígeno. La respiración siempre tiene como finalidad la utilización del oxígeno combinado con el alimento para crear energía. Es decir, el producto final de la respiración es la elaboración de la energía. La respiración se divide en la respiración del organismo o ser vivo y en la respiración celular. Este último tipo de respiración es el que ocurre en las mitocondrias, y es el responsable de que cada una de las millones de nuestras células puedan respirar y obtener energía.
La circulación: Es el transporte de sustancias a través del cuerpo. Los ejemplos más comunes de circulación es el sistema circulatorio. Este sistema es por donde viajan las sustancias que produce el ser vivo.
La excreción: Es la eliminación de sustancias a través del cuerpo. En el ser humano eliminamos sustancias por medio de la orina y la materia fecal.
3. Relación
Es la capacidad que tienen los seres vivos de reaccionar ante estímulos o cambios del ambiente. Esta capacidad de percibir estímulos, está apoyada en los órganos de los sentidos los cuales están encargados de proveer la información al organismo.

APARATOS Y SISTEMAS

Los APARATOS y SISTEMAS son unos conjuntos de órganos y tejidos que contribuyen a realizar distintas funciones en nuestro organismo.
El SISTEMA está compuesto por ÓRGANOS HOMOGÉNEOS o semejantes por su estructura y origen celular, ya que en su estructura predomina un mismo tipo de tejido originado de una determinada hoja germinativa. Por eso es que el sistema muscular, osteoarticular, conectivo, tegumentario tienen similitud debido a que proviene todos de un mismo origen celular.
El APARATO está constituido por ÓRGANOS HETEROGÉNEOS o diferentes,  a diferencia del sistema, son desiguales no tiene la misma forma, debido a que no tiene el mismo origen celular.
El aparato locomotor, digestivo, respiratorio, urinario, genital, endócrino, circulatorio, etc. están compuestos de diferentes tipos celulares por eso se le llama aparato.

SISTEMAS Y APARATOS DEL CUERPO HUMANO

Sistema: es un grupo de órganos asociados que concurren en una función general y están formados predominantemente por los mismos tipos de tejidos. Por ejemplo: el sistema esquelético, el sistema cardiovascular, el sistema nervioso, etc.
Aparato: es un grupo de sistemas que desempeñan una función común y más amplia. Por ejemplo, el aparato locomotor, integrado por los sistemas muscular, óseo, articular y nervioso.
Aparato digestivo: procesado de la comida, boca, esófago, estómago, intestinos y glándulas anexas.
Sistema endocrino: comunicación dentro del cuerpo mediante hormonas.
Aparato excretor: eliminación de residuos del cuerpo mediante la orina.
Sistema inmunitario: defensa contra agentes causantes de enfermedades.
Sistema tegumentario: piel, pelo y uñas.
Sistema nervioso: recogida, transferencia y procesado de información, por el cerebro y los nervios.
Aparato reproductor: los órganos sexuales. (Masculinos y Femeninos)
Aparato respiratorio: los órganos empleados para la respiración son los pulmones. Dentro de los cuales podemos encontrar la Tráquea, Bronquios, bronquiolos, cilios etc.
Sistema muscular: movimiento del cuerpo.
Sistema óseo: apoyo estructural y protección mediante huesos.
Sistema articular: formado por las articulaciones y ligamentos asociados que unen el sistema esquelético y permite los movimientos corporales.
Aparato locomotor: conjunto de los sistemas esquelético, articular y muscular. Estos sistemas coordinados por el sistema nervioso permiten la locomoción.
Sistema cardiovascular: formado por el corazón, arterias, venas y capilares.
Sistema linfático: formado por los capilares, vasos y ganglios linfáticos, bazo, Timo y Médula Ósea.
Aparato circulatorio: conjunto de los sistemas cardiovascular y linfático.
APARATO DIGESTIVO

Es el conjunto de órganos (boca, faringe, esófago, estómago, intestino delgado e intestino grueso) encargados del proceso de la digestión, es decir, la transformación de los alimentos para que puedan ser absorbidos y utilizados por las células del organismo.
La función que realiza es la de transporte (alimentos), secreción (jugos digestivos), absorción (nutrientes) y excreción (mediante el proceso de defecación).
El proceso de la digestión es el mismo en todos los animales monogástricos: transformar los glúcidos, lípidos y proteínas en unidades más sencillas, gracias a las enzimas digestivas, para que puedan ser absorbidas y transportadas por la sangre.

El aparato digestivo es un conjunto de órganos, con glándulas asociadas. Se encarga de transformar los alimentos en sustancias simples y fácilmente utilizables por el organismo.
Desde la boca hasta el ano, el tubo digestivo mide unos once metros de longitud.
En la boca (ubicada en la cabeza) ya empieza propiamente la digestión. Los dientes trituran los alimentos y las secreciones de las glándulas salivales los humedecen e inician su descomposición química.
Luego, el bolo alimenticio cruza la faringe (estructura en forma de tubo que ayuda también a respirar, en el ser humano mide unos trece centímetros).
Sigue por el esófago (conducto o músculo membranoso que se extiende desde la faringe hasta el estómago, empieza en el cuello, atraviesa todo el tórax y pasa al abdomen a través del orificio esofágico del diafragma, alcanza a medir 25 cm).
Llega al estómago (una bolsa muscular de litro y medio de capacidad, en condiciones normales, cuya mucosa segrega el potente jugo gástrico), en el estómago, el alimento es agitado hasta convertirse en el quimo.
A la salida del estómago, el tubo digestivo se prolonga con el intestino delgado (mide aproximadamente 3 m de largo en una persona viva, pero se extiende hasta alcanzar cerca de 6.5 m cuando la persona muere, debido a la pérdida de tonicidad muscular). En su primera porción o duodeno recibe secreciones de las glándulas intestinales, la bilis y los jugos del páncreas. Todas estas secreciones contienen una gran cantidad de enzimas que degradan los alimentos y los transforman en sustancias solubles simples. Se divide en tres porciones: duodeno, yeyuno e íleon.
El tubo digestivo continúa por el intestino grueso, es la penúltima porción del tubo digestivo, formada por el ciego, el colon, el recto y el canal anal (es un tubo muscular de aproximadamente un metro y medio de largo). Tras unas 32 horas desde la ingesta, el alimento llega al intestino grueso donde ya no es procesado en esta última etapa de la digestión. El intestino grueso se limita a absorber las vitaminas que son liberadas por las bacterias que habitan en el colon y el agua. También compacta las heces, y almacena la materia fecal en el recto hasta que es expulsada a través del ano.
SISTEMA ENDÓCRINO

También llamado sistema de glándulas de secreción interna, es el conjunto de órganos que segregan un tipo de sustancias llamadas hormonas, que liberadas al torrente sanguíneo regulan las funciones del cuerpo. Es un sistema de señales similar al del sistema nervioso, pero en este caso, en lugar de utilizar impulsos eléctricos a distancia, funciona exclusivamente por medio de sustancias (señales químicas). Las hormonas regulan muchas funciones en los organismos, incluyendo entre otras el estado de ánimo, el crecimiento, la función de los tejidos y el metabolismo, por células especializadas y glándulas endocrinas. Las glándulas más representativas del sistema endocrino son la hipófisis, la tiroides y la suprarrenal. Aparte de las glándulas endocrinas especializadas para tal fin, existen otros órganos como el riñón, hígado, corazón y las gónadas, que tiene una función endocrina secundaria.


1 – Glándula Pineal
2 – Glándula Pituitaria
3 – Glándula tiroides
4 – Timo
5 – Glándula adrenal
6 – Páncreas
7 – Ovario
8 – Testículo

APARATO EXCRETOR

Es un conjunto de órganos encargados de la eliminación de los residuos nitrogenados del metabolismo, como la orina; que lo conforman la urea y la creatinina.
El aparato urinario humano se compone, fundamentalmente, de dos partes que son:
Los órganos secretores: los riñones, que producen la orina y desempeñan otras funciones.
La vía excretora, que recoge la orina y la expulsa al exterior.
Está formado por un conjunto de conductos que son:
Los uréteres, que conducen la orina desde los riñones a la vejiga urinaria.
La vejiga urinaria, receptáculo donde se acumula la orina.
La uretra, conducto por el que sale la orina hacia el exterior, siendo de corta longitud en la mujer y más larga en el hombre denominada uretra peneana.

SISTEMA INMUNITARIO

Es aquel conjunto de estructuras y procesos biológicos en el interior de un organismo que le protege contra enfermedades identificando y matando células patógenas y cancerosas. El sistema inmunitario se encuentra compuesto por linfocitos, leucocitos, anticuerpos, células T, citoquinas, macrófagos, neutrófilos, entre otros componentes que ayudan a su funcionamiento. Los trastornos en el sistema inmunitario pueden ocasionar enfermedades. La inmunodeficiencia ocurre cuando el sistema inmunitario es menos activo que lo normal, resultando en infecciones recurrentes y con peligro para la vida.
Inmunidad innata
Fiebre
Es una elevación de la temperatura corporal superior a los 37,7°C, es, en realidad, una respuesta de protección ante la infección y la lesión, por lo general, la fiebre tiene una causa obvia como una infección provocada por algún virus o bacteria, algún tipo de cáncer, una reacción alérgica, trastornos hormonales, ejercicio excesivo, enfermedades autoinmunes, lesión del hipotálamo (glándula endocrina encargada de regular la temperatura del cuerpo, es como un termómetro) o por la excesiva exposición al sol.
Inflamación
Es una de las primeras respuestas del sistema inmune a una infección. Los síntomas de la inflamación son el enrojecimiento y la hinchazón, que son causadas por el incremento del flujo de sangre en un tejido.
Sistema del complemento
Es una cascada bioquímica que ataca las superficies de las células extrañas. Contiene más de 20 proteínas diferentes y recibe ese nombre por su capacidad para complementar la destrucción de patógenos iniciada por los anticuerpos.
Inmunidad adaptativa o adquirida
Linfocitos
Células T asesinas
Linfocitos T colaboradores
Células T γδ
Anticuerpos y linfocitos B

SISTEMA INTEGUMENTARIO

Es con frecuencia el sistema orgánico más extenso de un animal ya que lo recubre por completo, tanto externamente, como numerosas cavidades internas. Su función es la de separar, proteger e informar al animal del medio que le rodea; en ocasiones actúa también como exoesqueleto.
Está formado por la piel y las faneras.
En los vertebrados los componentes principales del sistema integumentario son la membrana cutánea (piel) y sus estructuras complementarias llamadas también faneras (pelo, escamas, plumas, cuernos, uñas, glándulas exocrinas) y sus productos (sudor, secreciones).
Piel
Se puede dividir en:
Epidermis: es la parte más externa, formada por tejido epitelial, de origen ectodérmico. Es uniestratificada en invertebrados, y pluriestratificada en vertebrados.
Dermis: está por debajo de la epidermis, de origen mesodérmico. Está formada principalmente por tejido conjuntivo, también capilares, etc.
Hipodermis, o panículo adiposo. Sólo presente en mamíferos, es una capa inferior a la dermis que acumula células con lípidos llamadas adipocitos. Además, es el sitio de localización de glándulas sudoríparas. No es igual de notable en todos los mamíferos, sino en aquellos que acumulan una capa de grasa, como el cerdo, cetáceos, etc. Nuestra propia gordura depende de esta capa.
Faneras
Las faneras son estructuras anexas a la piel, cada una con una función determinada, de recubrimiento pueden servir de protección o mantener la temperatura, aunque estas funciones se pueden ampliar y modificar (ejemplo: las plumas se utilizan en el vuelo de las aves).
Escamas: en peces, reptiles, remanente en aves.
Plumas: aves
Pelos: mamíferos
Cuernos, uñas, garras: para defensa
Glándulas exocrinas: para mantener impermeabilización, temperatura, grado de humedad
Pero también venenosas para defenderse de los depredadores, o sustancias nutritivas como las glándulas mamarias exclusivas de mamíferos.
El tegumento tiene distintas funciones:
Barrera de protección frente el medio externo, es la primera barrera inmunológica. Interviene en evitar la desecación.
Motilidad: permite el movimiento.
Mimetismo: permite camuflarse.
Nutrición: importante en parásitos.
Respiración: la respiración cutánea se da en los anfibios.
Excreción: es el caso del sudor, una orina muy diluida que además de eliminar sustancias nocivas también permite reducir la temperatura corporal.
Papel diagnóstico: observando su aspecto se pueden detectar enfermedades.
 Importancia en el cortejo: mediante la coloración del tegumento, y de sus faneras (como plumas y pelo) se reconocen individuos del sexo opuesto.

SISTEMA NERVIOSO

El sistema nervioso es una red de tejidos.
Las neuronas son células especializadas, cuya función es coordinar las acciones de los animales por medio de señales químicas y eléctricas enviadas de un extremo al otro del organismo.
El sistema nervioso se divide en central y periférico.
Función
Coordinación rápida y efectiva de todas las funciones corporales para responder de forma apropiada a los cambiantes estímulos del medio ambiente.
Estructuras Histológicas básicas
Neurona
Neuroglía
Por la función refleja:
            Sistema aferente
            Sistema de asociación
            Sistema eferente
                    Anatómicas:
                        Sistema Nervioso Central
                        Sistema Nervioso Periférico
            Según su función:
                        Sistema Nervioso Autónomo
                        Sistema Nervioso Somático

El sistema nervioso se compone de varios elementos celulares como tejidos de sostén o mantenimiento llamados neuroglia,[] un sistema vascular especializado y las neuronas[] que son células, unidades anatómicas que se encuentran conectadas entre sí de manera compleja y que tienen la propiedad de generar, recibir, transmitir e integrar señales por medio de gradientes electroquímicos (electrolitos) a nivel de membrana axonal y de neurotransmisores a nivel de sinapsis y receptores. Procesan nutrientes para ellas y las liberan de sustancias tóxicas.
La información recibida por las dendritas puede proceder de muchas neuronas a la vez y se transmite al cuerpo de la neurona, el mensaje sale por el axón y lo transmite a las dendritas o a los cuerpos de otras neuronas.
Las células gliales (conocidas también genéricamente como glía o neuroglia) son células nodriza del sistema nervioso que desempeñan, de forma principal, la función de soporte y protección de las neuronas. En los humanos se clasifican según su localización o por su morfología y función. Las diversas células de la neuroglia constituyen más de la mitad del volumen del sistema nervioso de los vertebrados.[]
Las neuronas no pueden funcionar en ausencia de las células gliales.[]
Según su ubicación dentro del sistema nervioso ya sea central o periférico, las células gliales suelen encontrarse en el cerebro, cerebelo, tronco cerebral y médula espinal. Las células que constituyen la glía periférica se encuentran a lo largo de todo el sistema nervioso periférico.

Las partes anatómicas de estas células se dividen en cuerpo celular neuronal o soma, axones o cilindroejes y las dendritas.
El sistema nervioso central está formado por el encéfalo y la médula espinal, se encuentra protegido por tres membranas, las meninges. En su interior existe un sistema de cavidades conocidas como ventrículos, por las cuales circula el líquido cefalorraquídeo.[]
El encéfalo es la parte del sistema nervioso central que está protegida por los huesos del cráneo. Está formado por el cerebro, el cerebelo y el tronco del encéfalo.[
Cerebro es la parte más voluminosa. Está dividido en dos hemisferios, uno derecho y otro izquierdo, separados por la cisura interhemisférica y comunicados mediante el Cuerpo calloso. La superficie se denomina corteza cerebral y está formada por replegamientos denominados circunvoluciones constituidas de sustancia gris. Subyacente a la misma se encuentra la sustancia blanca. En zonas profundas existen áreas de sustancia gris conformando núcleos como el tálamo, el núcleo caudado o el hipotálamo.[
Cerebelo está en la parte inferior y posterior del encéfalo, alojado en la fosa cerebral posterior junto al tronco del encéfalo.
Tronco del encéfalo compuesto por el mesencéfalo, la protuberancia anular y el bulbo raquídeo. Conecta el cerebro con la médula espinal.
La médula espinal es una prolongación del encéfalo, como si fuese un cordón que se extiende por el interior de la columna vertebral. En ella la sustancia gris se encuentra en el interior y la blanca en el exterior.
Según el estímulo que recibimos la respuesta es diferente, los receptores son muchos y distintos, algunos son fibras nerviosas, otros son neuronas cuyas dendritas terminan en cilias y otros se organizan en los órganos de los sentidos: vista, tacto, gusto, olfato y oído.


Sistema nervioso periférico está formado por los nervios, craneales y espinales, que emergen del sistema nervioso central y que recorren todo el cuerpo, conteniendo axones de vías neurales con distintas funciones y por los ganglios periféricos, que se encuentran en el trayecto de los nervios y que contienen cuerpos neuronales, los únicos fuera del sistema nervioso central.
Los nervios craneales son 12 pares que envían información sensorial procedente del cuello y la cabeza hacia el sistema nervioso central. Reciben órdenes motoras para el control de la musculatura esquelética del cuello y la cabeza.
Los nervios espinales son 31 pares y se encargan de enviar información sensorial (tacto, dolor y temperatura) del tronco y las extremidades, de la posición, el estado de la musculatura y las articulaciones del tronco y las extremidades hacia el sistema nervioso central y, desde el mismo, reciben órdenes motoras para el control de la  musculatura esquelética que se conducen por la médula espinal.


APARATO GENITAL

El aparato genital (o aparato reproductor o aparato reproductivo o sistema reproductor o sistema genital) es el conjunto de órganos cuyo funcionamiento está relacionado con la reproducción sexual, con la sexualidad, con la síntesis de las hormonas sexuales y con la micción.
Aparato genital masculino incluye los siguientes órganos:[]
En los genitales internos:
testículos
epidídimo
conducto deferente
vesículas seminales
conducto eyaculador
próstata
uretra
glándulas bulbouretrales
En los genitales externos:
escroto
pene
Algunos órganos del aparato genital masculino están relacionados con la producción y emisión tanto de semen como de orina. Los testículos producen diariamente millones de espermatozoides. Éstos maduran en los conductos seminíferos del epidídimo, un ovillo de diminutos túbulos estrechos de 5 m de largo.

Aparato genital femenino incluye:[]
Genitales externos
vulva, que incluye:
labios menores
labios mayores
uretra
Genitales internos
útero o matriz
ovarios
Cuando un óvulo maduro rompe su folículo es atrapado por las fimbrias y es llevado a la ampolla curva. Ésta lo conduce al oviducto, también llamado tuba uterina o trompa de Falopio. El oviducto desemboca en la zona superior del útero. Si un óvulo no es fecundado por un espermatozoide, entonces muere y se pierde con la sangre del útero en la menstruación. La primera menstruación se llama menarquía o menarca.


APARATO RESPIRATORIO

El aparato respiratorio es el encargado de captar oxígeno O2 y eliminar el dióxido de carbono CO2 procedente del metabolismo celular.[]
El aparato respiratorio generalmente incluye tubos, como los bronquios, usados para cargar aire en los pulmones, donde ocurre el intercambio gaseoso. El diafragma, como todo músculo puede contraerse y relajarse. En la inhalación, el diafragma se contrae y se allana y la cavidad torácica se amplía. Esta contracción crea un vacío que succiona el aire hacia los pulmones. En la exhalación, el diafragma se relaja y retoma su forma de domo y el aire es expulsado de los pulmones.
El sistema respiratorio de los seres humanos está formado por:
Las vías respiratorias: son las fosas nasales (dos cavidades situadas encima de la boca, se abren al exterior por los orificios de la nariz), la faringe (forma parte también del sistema digestivo, a través de ella pasan el alimento que ingerimos y el aire que respiramos), la laringe (cavidad formada por cartílagos que presenta una saliente llamada comúnmente nuez, en la laringe se encuentran las cuerdas vocales que, al vibrar, producen la voz), la tráquea (es un conducto de unos doce centímetros de longitud, está situada delante del esófago), los bronquios (son los dos tubos en que se divide la tráquea, penetran en los pulmones, donde se ramifican una multitud de veces, hasta llegar a formar los bronquiolos) y los bronquíolos.
Los pulmones (son dos órganos esponjosos de color rosado que están protegidos por las costillas. Mientras que el pulmón derecho tiene tres lóbulos, el pulmón izquierdo sólo tiene dos, con un hueco para acomodar el corazón. Los bronquios se subdividen dentro de los lóbulos en otros más pequeños y éstos a su vez en conductos aún más pequeños. Terminan en minúsculos saquitos de aire, o alvéolos, rodeados de capilares).
Una membrana llamada pleura rodea los pulmones y los protege del roce con las costillas.


SISTEMA MUSCULAR

Es el conjunto de los más de 650 músculos del cuerpo, cuya función primordial es generar movimiento, ya sea voluntario (músculos esqueléticos) o involuntario ( músculos viscerales). Algunos de los músculos pueden enhebrarse de ambas formas, por lo que se los suele categorizar como mixtos.
El sistema muscular permite que el esqueleto se mueva, mantenga su estabilidad y la forma del cuerpo. En los vertebrados se controla a través del sistema nervioso, aunque algunos músculos (tales como el cardíaco) pueden funcionar en forma autónoma. Aproximadamente el 40% del cuerpo humano está formado por músculos, vale decir que por cada kg de peso total, 400 g corresponden a tejido muscular.
Funciones:
Locomoción: efectuar el desplazamiento de la sangre y el movimiento de las extremidades.
Actividad motora de los órganos internos: el sistema muscular es el encargado de hacer que todos nuestros órganos desempeñen sus funciones, ayudando a otros sistemas como por ejemplo al sistema cardiovascular.
Información del estado fisiológico: por ejemplo, un cólico renal provoca contracciones fuertes del músculo liso generando un fuerte dolor, signo del propio cólico.
Mímica: el conjunto de las acciones faciales, también conocidas como gestos, que sirven para expresar lo que sentimos y percibimos.
Estabilidad: los músculos conjuntamente con los huesos permiten al cuerpo mantenerse estable, mientras permanece en estado de actividad.
Postura: el control de las posiciones que realiza el cuerpo en estado de reposo.
Producción de calor: al producir contracciones musculares se origina energía calórica.
Forma: los músculos y tendones dan el aspecto típico del cuerpo.
Protección: el sistema muscular sirve como protección para el buen funcionamiento del sistema digestivo como para los órganos vitales.
El sistema muscular está formado por músculos y tendones.
La principal función de los músculos es contraerse, para poder generar movimiento y realizar funciones vitales. Se distinguen tres grupos de músculos, según su disposición:
El músculo esquelético
El músculo liso
El músculo cardíaco
Clasificación según la forma en que sean controlados
Voluntarios: controlados por el individuo
Involuntarios o viscerales: dirigidos por el sistema nervioso central.
Autónomo: su función es contraerse regularmente sin detenerse.
Mixtos: músculos controlados por el individuo y por sistema nervioso, por ejemplo los párpados.
El tendón es una parte del músculo estriado, de color blanco, de consistencia fuerte y no contráctil.
Tienen la función de insertar el músculo en el hueso o a la fascia y trasmitirles la fuerza de la contracción muscular para producir un movimiento. Mientras que los tendones sirven para mover el hueso o la estructura, los ligamentos son el tejido conectivo fibroso que unen los huesos entre sí y generalmente su función es la de unir estructuras y mantenerlas estables.

SISTEMA ÓSEO

El esqueleto humano es el conjunto total y organizado de piezas óseas que proporciona al cuerpo humano una firme estructura multifuncional (locomoción, protección, contención, sustento, etc.).
El esqueleto de un ser humano adulto tiene, aproximadamente, 206 huesos.
El esqueleto humano participa con el 12 por ciento del peso total del cuerpo, así una persona que pesa 75 kilogramos, 9 kilogramos de ellos son por su esqueleto.
Hay tres tipos de huesos:
Largos: fémur, tibis y falanges
Planos: omóplato, occipital, etc.
Cortos: vértebras, carpo, etc.
Funciones
El sistema esquelético tiene varias funciones, entre ellas las más destacadas son:
1.Sostén mecánico del cuerpo y de sus partes blandas: funcionando como armazón que mantiene la morfología corporal;
2.Mantenimiento postural: permite posturas como la bipedestación (estar parados sobre los pies);
3.Soporte dinámico: colabora para la marcha, locomoción y movimientos corporales: funcionando como palancas y puntos de anclaje para los músculos;
4.Contención y protección de las vísceras, ante cualquier presión o golpe del exterior, como, por ejemplo, las costillas al albergar los pulmones, órganos delicados que precisan de un espacio para ensancharse,
5.Almacén metabólico: funcionando como moderador (tampón o amortiguador) de la concentración e intercambio de sales de calcio y fosfatos.
6.Transmisión de vibraciones.
Además, en la corteza esponjosa de algunos huesos, se localiza la médula ósea, la cual lleva a cabo la formación y diferenciación de las células sanguíneas.

SISTEMA ARTICULAR

Las funciones más importantes de las articulaciones son de constituir puntos de unión del esqueleto y producir movimientos mecánicos, proporcionándole elasticidad y plasticidad al cuerpo, además de ser lugares de crecimiento.
Las articulaciones se pueden clasificar según el tejido del cual están formadas:
Sinoviales, diartrosis o móviles
Fibrosas, sinartrosis o inmóviles
Cartilaginosas, anfiartrosis o semimóviles

APARATO LOCOMOTOR


El aparato locomotor está formado por dos sistemas osteo-articular (huesos, articulaciones y ligamentos) y el sistema muscular (músculos y tendones que unen los huesos). Permite al ser humano o a los animales en general interactuar con el medio que le rodea mediante el movimiento o locomoción y sirve de sostén y protección al resto de órganos del cuerpo.[]
Se fundamenta en tres elementos:
Huesos
Articulaciones
Músculos
El aparato locomotor no es independiente ni autónomo, pues es un conjunto integrado con diversos sistemas, por ejemplo, con el sistema nervioso para la generación y modulación de las órdenes motoras. Este sistema está formado por las estructuras encargadas de sostener y originar los movimientos del cuerpo y lo constituyen dos sistemas.
Sistema óseo: Es el elemento pasivo, está formado por los huesos, los cartílagos y los ligamentos articulares.
Sistema muscular: Formado por los músculos los cuales se unen a los huesos y por lo tanto al contraerse provocan el movimiento del cuerpo.
Además de estos, hay que agregar el sistema nervioso, ya que este es el responsable de la coordinación y la estimulación de los músculos para producir el movimiento.
Su función es posibilitar el movimiento, dar forma al cuerpo y proteger órganos internos delicados.
SISTEMA CIRCULATORIO

El aparato circulatorio o sistema circulatorio es la estructura anatómica que comprende conjuntamente tanto al sistema cardiovascular que conduce y hace circular la sangre, como al sistema linfático, que conduce la linfa.
Su función principal es la de pasar nutrientes (tales como aminoácidos, electrolitos y linfa), gases, hormonas, células sanguíneas, etc. a las células del cuerpo, recoger los desechos metabólicos que se han de eliminar después por los riñones, en la orina, y por el aire exhalado en los pulmones, rico en dióxido de carbono (CO2). Además, defiende el cuerpo de infecciones y ayuda a estabilizar la temperatura y el pH.
Existen dos tipos:
Sistema circulatorio cerrado: Consiste en una serie de vasos sanguíneos por los que, sin salir de ellos, viaja la sangre. El material transportado por ella llega a los tejidos a través de difusión. Es característico de anélidos, moluscos cefalópodos y de todos los vertebrados, incluido el ser humano.
Sistema circulatorio abierto: La sangre bombeada por el corazón viaja a través de todos los vasos sanguíneos, con lo cual irriga directamente las células, regresando luego por distintos mecanismos. Este tipo de sistema se presenta en muchos invertebrados, entre ellos los artrópodos, que incluyen a los crustáceos, las arañas y los insectos; y los moluscos no cefalópodos, como caracoles y almejas. Estos animales tienen uno o varios corazones, una red de vasos sanguíneos y un espacio abierto grande en el cuerpo llamado hemocele.
El círculo completo es:
ventrículo izquierdo
arteria aorta
arterias y capilares sistémicos
venas cavas
aurícula derecha
ventrículo derecho
arteria pulmonar
arterias y capilares pulmonares
venas pulmonares
aurícula izquierda y finalmente
ventrículo izquierdo, donde se inició el circuito.


SISTEMA LINFÁTICO


El sistema linfático es uno de los más importantes del cuerpo, por todas las funciones que realiza a favor de la limpieza y la defensa del cuerpo.
Está considerado como parte del sistema circulatorio porque está formado por conductos parecidos a los vasos capilares, que transportan un líquido llamado linfa, que proviene de la sangre y regresa a ella. Este sistema constituye por tanto la segunda red de transporte de líquidos corporales.
El sistema linfático está constituido por los troncos y conductos linfáticos de los órganos linfoideos primarios y secundarios.
Cumple cuatro funciones básicas:
El mantenimiento del equilibrio de sustancias en el "tercer espacio" (espacio intercelular, es decir, que se encuentra entre las células, para distinguirlo del intracelular, que está dentro de las células y del espacio intravascular que corresponde al interior de los vasos sanguíneos y linfáticos).
Contribuye de manera principal a formar y activar el sistema inmunitario (las defensas del organismo).
Recolecta el quilo a partir del contenido intestinal, un producto que tiene un elevado contenido en grasas.
Controla la concentración de proteínas en el intersticio, el volumen del líquido intersticial y su presión.
Los tejidos linfáticos del sistema linfático son el bazo, el timo, las placas de peyer (cúmulo de tejido linfático), los ganglios linfáticos y la médula ósea.
El bazo tiene la función de filtrar la sangre y limpiarla de formas celulares alteradas y, junto con el timo y la médula ósea, cumplen la función de madurar a los linfocitos, que son un tipo de leucocito.






BIBLIOGRAFÍA:

es. Wikipedia.org - Wikipedia, la enciclopedia libre – “Anatomía Humana”
www.yahoo.com.ar – Preguntas y respuestas - “Aparato Digestivo”
www.google.com - Imágenes
Libro: “Biología 2” – María Teresa Esperbén, Susana Birabén y Carlos Arata (diferentes páginas)
Monografía de Ani Sellanes - “Aparato Circulatorio” (1978)
Diccionario Enciclopédico Universal
Roddy Schell

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada